Diabetes gestacional


La diabetes gestacional es aquella que aparece durante el embarazo. Hay que tener cuidado con ella y cuidarse, ya que las subidas de azucar que ésta produce pueden afectar tanto a la madre como al bebé. La diabetes gestacional aparece por el fuerte cambio hormonal que se produce en este periodo y por el aumento del peso, que deriva en que nuestra insulina no pueda cumplir su función correctamente y provoque esta situación. 

Sin embargo no debemos preocuparnos, ésto no significa que vayamos a ser diabéticos, lo normal es que tras el parto la diabetes gestacional desaparezca paulatinamente y tampoco significa que el bebé vaya a nacer con algún problema, pues si se lleva un buen control durante los 9 meses no habrá ninguna complicación.

¿Cómo podemos saber si somos posibles candidatos a sufrirla? Aunque el ginecólo te hará unas preguntas y lo llevará todo bajo control, es frecuente en personas con algún familiar diabético (padres, hermanos..), tener 25 años o más, tener obesidad o sobrepeso, haber tenido diabetes gestacional en otro embarazo anterior o en personas que le hayan diagnosticado “pre-diabetes”, “intolerancia a la glucosa” o “glucosa en ayunas”. Sin embargo, será el médico quien valore el grado de riesgo.

 Lo más importante a tener en cuenta son los efectos que puede tener. En primer lugar, el niño, las consecuencias de un mal control de la misma puede llevar a complicaciones en el parto, como un niño muy grande, con exceso de grasa, con problemas respiratorios o con hipoglucemias justo al nacer. Por ello, en caso de ser posibles embarazadas con diabetes gestacional será necesario seguir un control más rutinario del feto.

Algunas de las medidas a seguir serán: Ecografías seriadas, para ver el crecimiento del niño, registro de la actividad y movimientos del niño o pruebas de estrés especiales.

En cuanto a las consecuencias en la embarazada, se puede producir además de la subida de azucar, una hipertensión durante la gestación y riesgo de cesárea. Una buena noticia es que aunque se padezca diabetes gestacional, es muy recomendable dar el pecho al recien nacido.

Para controlarla lo mejor posible, es recomendable hacer mucho ejercicio para hacer de sustituto de la insulina y mantener una dieta como una persona diabética. Esto reducirá el riesgo, aunque puede ser que tras el embarazo persista una diabetes tipo 2 (pastillas) de por vida, sin embargo esto es poco probable si se sigue un control exhaustivo.

Lo mejor ante la duda, consulta a tu médico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: