Antonio Lledó: Un diabético en la Titan Desert


antonio lledó

El próximo 6 de abril será el Día Internacional del Deporte y la Educación Física y como el ejercicio es fundamental para el control de la persona que vive con diabetes, hoy contamos con la entrevista a Antonio Lledó, diabético, deportista y un auténtico ejemplo a seguir para cualquier persona, pues viviendo con diabetes desde los 20 años y tras haber cumplido impresionantes retos, esta vez se decide por la Titan Desert 2014. 6 días sin descanso, 700 kilómetros por el desierto de Marruecos, un objetivo: controlar sus glucosas y todo bajo el lema de esta competición “No sueñes, vive” en este caso, con tu diabetes.

Antonio Lledó de 31 años de edad fue diagnosticado hace 11 años. Nunca pensó en dedicarse a competir con la bicicleta, pero con la diabetes la cosa cambió y ahora con un gran currículum de éxitos en su mochila, se decide por la Titan Desert 2014 que se desarrollará entre el 27 de abril y el 2 de mayo. Siempre os repito que en la diabetes no hay más barreras que las que nosotros mismos nos imponemos pero es que en este caso, queda completamente corroborado, Antonio ya ha realizado algunos retos desde su diagnóstico como:

  • El Camino de Santiago: 4 veces andando y 3 veces en Bici, (2 desde Roncesvalles y 1 desde Cartagena)
  • Ruta del Rif: 400 km desde Ceuta hasta Melilla en bicicleta.
  • Sahara Bike: 450 km por el sur de Marruecos.
  • Turquia Bike: 600 km por la cordillera del Taurus en Turquía.
  • 101 de Ronda 2013.
  • Liga de Carreras de montaña 2013.
  • Yeti trail (44 km): maratón de montaña.

Pero si has pensado que tú no serías capaz de realizarlo, te estás bloqueando a ti mismo. Lo único es fijarse un objetivo y dejar de lamentarse por el pasado, vivir el presente y no tener miedo al futuro.

CONOCE A ANTONIO LLEDÓ

Con un trabajo estable y jugando al fútbol y otras actividades, un día llegó la diabetes a su vida. Como cualquier persona al principio fue un shock, una adaptación, pero tras un tiempo, decide comprarse una bicicleta y probar. Fue cuestión de poco tiempo que se convirtiese en una pasión y hacerla su forma de vida, sin más preocupación que la de ir fijándose objetivos a corto plazo. Mientras lo compagina con su vida laboral y su diabetes… el deporte es su vía de escape.

1. ¿Cuándo y cómo te diste cuenta de que eras diabético? y ¿qué supuso para ti el diagnóstico?

Una vez que ya debutas y empiezas a “conocer” la diabetes, te das cuenta que eras diabético mucho antes de que un médico te lo diga, ya que los síntomas, los mismos que no prestabas atención estaban dándote señales bastantes meses atrás. Al principio lo asocias a un comportamiento lógico, la cantidad de agua que bebía por las veces que iba al baño, pero no prestaba atención al peso, que llegó a ser de 53kg. Tras hacerme un análisis de sangre y ver a mi médica de cabecera, su cara lo decía todo, algo no funciona. Te das cuenta que algo pasa, pero la palabra diabetes conseguí eliminarla de mi cabeza, tenía claro que eso nunca me tocaría a mí, por lo que una vez en el hospital, aún estaba convencido de que yo no iba a ser diabético. Recuerdo perfectamente cuando te dicen lo que no quieres oír, creo que pocas frases se han grabado en mi cabeza como esa y por un lado agradezco a la persona que lo hizo que se marchase inmediatamente, ya que como a todos, el siguiente paso fue llorar, llorar y lamentarme. Por suerte tuve el apoyo de mi familia, pero muy en el fondo aún seguía pensando que no lo era y supongo que desde ese momento fue cuando empezó a madurar ese espíritu de lucha que hoy en día me acompaña.

El diagnostico supuso un cambio radical en mi vida, donde te llegas a plantear dejar el trabajo, hacer lo que más te gusta y en cierto modo “te obligan” a resignarte a una dieta según las calorías, a un control y así día a día. Esto me hizo un poco rebelde y pasar por dos momento muy diferenciados: un periodo de control perfecto, de conocimiento de mi enfermedad acompañado de mi Luna de Miel, lo que me facilitó mucho el día a día. Y un segundo periodo donde el conocimiento se transformó en un aislamiento y negación hacia mi enfermedad.

2. ¿Por qué te decidiste a hacer deporte y competir?

Para mí el deporte comenzó como una manera de aislarme y sobre todo para no asumir mi nueva condición impuesta, donde el deporte no podía seguir haciéndolo de la misma forma. Mi acercamiento fue a través de la bici de montaña, donde te permite disfrutar de una libertad que no te dan otros deportes y su vez te pone a prueba en el control e independencia. Mucho más cuando decidí hacer el Camino de Santiago en solitario, irme a Marruecos o Turquía a realizar rutas de 400 o 600 kilómetros y poder demostrarme a mí mismo que podía hacer lo mismo y seguir disfrutando.

3. ¿Cómo es el entrenamiento de una persona diabética y que compite a alto nivel?photo1

Intento que sea como el de cualquier persona, adaptando mis pautas a mi ritmo diario y ajustando mis necesidades en función de los entrenamientos. Debemos de conocer nuestro cuerpo, y saber adaptarnos a cada momento, ya que las dosis no serán las mismas para un entrenamiento al de un día cualquiera. Hoy en día existen medios para poder entrenar y competir llevando un control total de nuestros niveles. Una de esas ayudas es el medidor de glucosa continuo Dexcom, que no solo nos permite saber cuál es nuestra glucemia en cada momento sin necesidad de pincharnos, también nos aporta una información muy válida en cuanto a cómo actúa nuestro cuerpo según el tipo de entrenamiento.

4. ¿Cómo lo compaginas con el resto de tus obligaciones laborales?

Como todo el mundo dependemos de un trabajo diario, pero siempre hay tiempo para poder entrenar y preparar las posibles competiciones del fin de semana. Lo importante es tener una experiencia previa para saber cuáles deben de ser los cambios en nuestras pautas según el esfuerzo que vamos a realizar. De nada serviría afrontar una prueba o simplemente un viaje donde conlleva un esfuerzo, ya que tendremos serios problemas.

En mi caso, he convertido mi pasión por el deporte en una forma de divulgar un mensaje de lucha y superación. Unos valores fundamentales para cualquier diabético, por ello intento aprovechar al máximo mi tiempo para poder entrenar y competir los fines de semana, ya que estas pruebas al final me aportarán una experiencia que será válida para cualquier persona.

5. ¿Da vértigo realizar una competición como la Titan Desert? ¿Cómo te estás preparando para ganar y controlar tus glucosas?

Creo que vértigo no sería la palabra, pero si respecto, ya que la Titan Desert está considerada como una de las pruebas más duras del mundo y esto no hay que olvidarlo. Se trata de una carrera de resistencia, difícil tanto si eres diabético como si no, donde se suman factores como son la climatología, el kilometraje, la recuperación y la alimentación. Todos ellos son muy importantes para mí, ya que debo de tenerlos muy bien controlados para evitar problemas. La climatología hace que deba de conservar bien las plumas de insulina, por ello llevo bolsas de frío, además de dos de repuestos, una para mí y otra que le daré a la organización. Si hay algo a lo que tema es la recuperación, ya que son etapas de más de 100 kilómetros diarios, con muy poco tiempo de descanso, por lo que estoy trabajando en saber recuperar adecuadamente y recargar de un día a otro.

La preparación comenzó en noviembre del 2013, donde tuve la confirmación de que podría realizar la prueba. Por ello no he dejado de entrenar, compaginando carreras de montaña y bici, con apenas un día o dos de descanso cada semana.

6. ¿Has tenido algún episodio de coma o hipoglucemia grave durante tus entrenamientos?

En mis 11 años como diabético puedo decir nunca he llegado a tener una hipoglucemia que me provocase episodios graves, pero sí que recuerdo uno, precisamente en una prueba como fue “Los 101 de Ronda”, donde en el kilómetro 80 sufrí una hipo severa lo que me hizo plantearme la retirada, ya que mi planteamiento de la carrera no fue el correcto y no llevaba ningún parte de glucosa, por lo que bajé el ritmo, con el riesgo de la hipo y llegar hasta el siguiente avituallamiento. Al final pude retomar la carrera y acabar con un tiempo de 8h. Este tipo de situaciones son las que te aportan esa experiencia, la cual es para mí muy importante y la que debe ser fundamental a la hora de participar en este tipo de carreras.

Creo que un diabético primero nunca debe de tenerle miedo a su enfermedad, y por ello es actuar con seguridad. La experiencia obtenida en carreras de montaña te hace ver el control de la diabetes de otra manera, ya que te encuentras en el medio natural, algunas veces en zonas donde una evacuación sería casi imposible o muy larga, por ello es importante dividir una carrera en tramos y así poder contar con el aporte de glucosa necesario según el tipo de perfil.

7. ¿Cuáles son los alimentos principales que componen tu alimentación?

Gracias a este proyecto cuento con la ayuda de diferentes empresas especializadas y una de ellas es SanusViate y su servicio de nutrición, donde cuentan con experiencia en deportistas diabéticos. Laura su nutricionista me elabora cada semana un plan nutricional enfocado a mis entrenamientos, donde la principal característica radica en una dieta variada y con un aumento de Hidratos según las intensidades del entrenamiento. Todo ello lógicamente compaginándolo con el trabajo y el ritmo diario que a veces se hace más duro aún.

8. ¿Cuántas horas entrenas al día? ¿Debes tomar suplementos durante los entrenamientos?

Al igual que la nutrición, el entrenamiento también está elaborado por un grupo de especialistas, en este caso por Entrenar.me, y enfocado a la preparación para la TitanDesert. A la semana suelo entrenar como poco unas 10 horas, ya que por motivos laborales es imposible más, pero siempre con un plan diario donde se trabajan sesiones tanto de fuerza, como de bicicleta.

Para este tipo de pruebas es casi imprescindible contar con una buena suplementación ya que el tipo de carrera de resistencia hace que sea casi necesaria, por lo que se resumiría en barritas, geles y recuperadores. Es importante conocer cuales funcionan mejor, ver cuál es su asimilación, índice glucémico y sobretodo que tal los digiere tu cuerpo, por ello sería un error probar algo nuevo un día de competición.

9. Muchas personas cuando son diagnosticadas de diabetes, si ya eran deportistas, ven recortada su independencia y cogen miedo, pero sobre todo cuando el diagnóstico es en niños, creen que su sueño, por ejemplo realizar la Titan Desert, queda limitado a una fantasía y no a una posibilidad. A estas personas ¿qué les dirías?

Primero y como opinión personal, creo que ese miedo viene generado en parte por la falta de información adecuada en el momento de su diagnóstico. Como todos, debemos de pasar por un periodo de educación y conocimiento de nuestra enfermedad, ya que nosotros vamos a ser nuestros propios médicos, por ello considero que esta educación inicial debe ir acompañada de un asesoramiento sobre la actividad física y de sus beneficios. Sabido es por todos los beneficios del deporte en personas diabéticas, y mi pregunta es ¿Por qué la mayoría de especialistas no lo dice? No se debe de limitar los sueños de un niño, con todo por delante, por ello lo primero que se debería de trabajar es en hacerles saber que cualquier cosa es posible, desde la TitanDesert, como espero sea mi caso, como la cima del Everest de Josu Feijoo.

10. Si una persona diabética tras leer tu entrevista se anima a comenzar a entrenar ¿qué pautas le darías para comenzar? teniendo en cuenta que esa persona nunca ha hecho deporte.

En primer lugar que tenga unos buenos hábitos de control ya que de nada serviría hacer deporte si no conocemos nuestro cuerpo. Desde ese momento no tenerle miedo a la diabetes y si cometemos un error que se transforma en hipo (el principal motivo de miedo) saber que siempre tiene un por qué, por ello la importancia de un de un hábito en cuanto al control. Muchas veces este miedo viene generado por situaciones en las que nos imaginamos sin medios para poder actuar, por ello antes de empezar debemos de prever esas posibles situaciones. En mi caso personal utilizo unos geles llamados Gluc Up15, que en la gran mayoría de casos ni utilizo pero me aportan psicológicamente una seguridad para poder comenzar desde un paseo, hasta una ruta de 100 km. No olvidemos nunca que la diabetes no nos puede controlar, sino que debemos ser nosotros quien la controlemos, por ello lo principal es evitar el miedo.

11. Eres muy optimista y vital ¿Crees que es la mejor forma de vivir con diabetes?

Sin ninguna duda. La principal forma para llevar esta enfermedad es poder convivir con ella de una forma totalmente normal, aprovechándote de la motivación que te aporta el deporte, donde la superación es el principal valor que nos caracteriza y nos hace más fuerte. Creo que los diabéticos nos diferenciamos por tener una fuerza mental mucho más desarrollada, acostumbrada al control y por ello podemos afrontar mejor la situaciones difíciles. Además, si a esto le añadimos el deporte, la motivación es mucho mayor, ya que superaremos barreras que en un inicio parecían casi insalvables.

La diabetes no es el límite.

Agradecer a Antonio Lledó la colaboración y esta amplia experiencia y modelo a seguir, sobre todo para los más pequeños que deben aprender que no hay barreras en la diabetes.

Anuncios

  1. Hola,me llamo Antonio y soy diabético desde los 15 años ahora tengo 30,llevo una vida muy controlada y sigo tus tres D, dieta,deporte y disciplina como bien aconsejas en tu blog , además de que una de mis mayores aficiones son el deporte el cual me ayuda mucho en mis controles,llevo tiempo pensando en hacer el camino de Santiago pero me da respeto o “miedo” como queramos llamarlo por las hipoglucemias principalmente pero despues de leer este maravilloso reportaje me doy cuenta de que realmente los limites se los pone uno mismo pues esta claro que mi tocayo no tiene problemas en afrontar cualquier reto ,teniendo un buen control y unos buenos hábitos. Le felicito y espero que consiga un gran triunfo en este nuevo reto que se propone yo por mi parte voy a empezar a entrenar para conseguir este que yo pretendo, el camino de Santiago, no es comparable pero es un comienzo.
    Gracias Patricia por todos los buenos consejos y ejemplos que nos haces llegar,son una bocanada de aire fresco en nuestras vidas.

    Me gusta

    • Hola Antonio!! muchas gracias por comentar, la verdad que Antonio Lledó es todo un ejemplo a seguir y me alegra mucho saber que él puede haberte ayudado a perder algunos miedos, ya que con control todo se puede. Espero que si te decides a hacer el Camino de Santiago nos lo cuentes todo 🙂 Un abrazo

      Me gusta

  2. A mi también me gustaría hacer el camino de Santiago y me pasa igual que el chico que ha escrito que me da mucho respeto por el tema de las hipos. Viendo este testimonio podemos ver como todo es posible y como siempre me he dicho a mi misma en mis 2 años como diabetica,no dejare de hacer nada por mi diabetes. Si alguien se ha preparado para el camino de Santiago o va a hacerlo le agradecería una primera orientacion.

    Me gusta

    • Hola Rocío! qué alegría tenerte de nuevo por aquí 😀 Pues tienes toda la razón, no debes dejar de hacer nada por vivir con diabetes. En lo que a mi respecta espero encontrar un buen manual que haceros llegar para iniciarnos en este reto que nos proponemos muchas personas que no competimos con diabetes. Un beso

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: