Entrevista: Diabetes en el Everest


susana ruizOtro nuevo ejemplo de que con diabetes no hay limites nos llega de la mano de Susana Ruíz. Diabética desde los 11 años y actualmente con 31, fue cuando se independizó cuando decide iniciarse en el montañismo. Su primera decisión fue controlar sus glucosas y tras muchas caminatas y senderismo, se atreve con el monte que había enfrente de su casa, 300 metros. Ha pasado ya tiempo y con retos como la transpirenaica o el Teide, el año pasado realizó la subida al primer campamento base del Everest, 5545 metros. Su próximo objetivo Groelandia. Pero ¿cómo lo ha conseguido?

Sigue leyendo