Sensibilidad a la insulina


crecerSi te has preguntado hace poco cuál es tu sensibilidad a la insulina o te has planteado cambiar la dosis actual es porque algo no está bien del todo y empiezas a descontrolarte. Bajadas y subidas a deshora, dificultad para controlar las raciones de alimentos, el calor, el deporte, rutinas más largas…. todo ello te está influyendo y por eso os vengo a contar la regla del 1800 y cómo nos puede ayudar en nuestras distintas etapas y situaciones.

Es una época compleja la verdad. Hacemos más deporte, nos movemos más, comemos más ligero, el calor… en definitiva cambios en la rutina que hacen que nos volvamos un poco locos con las dosis, independientemente de lo veteranos que seamos en el tema. Por este motivo he querido rescatar una antigua entrada que tenía en el blog y que creo que merece la pena.

En primer lugar debemos determinar cuál es nuestro factor de sensibilidad. Éste define cuanto nos afecta una unidad de insulina en la sangre, es decir, nos dirá por ejemplo que 1 unidad nos baja el azucar 40 en el nivel de glucosa.

Así, para saber cual es nuestro factor de sensibilidad, lo primero es contar las unidades diarias fijas que nos ponemos al día, o sea, aquellas unidades que nos ponemos en circunstancias normales.

Desayuno: 3 uds rápida + Media mañana: 13 uds lantus + Almuerzo: 2 uds rápida + Cena: 1 ud rápida + Recena: 17 uds lantus

Todo eso se suma y el resultado es: 36 uds en total, lo siguiente es hacer la siguiente fórmula:

1800 / dosis diaria (36 uds) = factor de sensibilidad (1800/36) =50

Una vez hemos conseguido nuestro factor de sensibilidad, en este caso 50 (una unidad de insulina rápida nos baja 50 en el nivel de glucosa)pasamos a determinar las unidades de insulina que nos tendríamos que poner en caso de hiperglucemia o subida de azucar. LA REGLA SERÍA:

Glucosa actual – glucosa deseada / factor de sensibilidad = Nº de Uds que debemos ponernos

Así, por ejemplo si estamos en 300 y queremos quedarnos en 100 la operación sería : 300 – 100 /50 = 4 uds En este caso deberíamos sumar cuatro unidades, a las unidades fijas que nos ponemos en dicha comida. Pero si no vamos a comer y deseamos bajar el nivel de glucosa solo sería necesario pincharnos las 4 uds que nos marca la Regla del 1800.

En el caso de que al realizar la Regla del 1800 el resultado en la unidades fuese un nº decimal, lo mejor es redondear a la baja, por ejemplo:

300 – 100 / 45 = 4,4444…

En este caso, redondeando nos pondremos 4 uds, ya que el resultado a las 2  horas de habernos pinchado será de 120 en vez de los 100 deseados. Sin embargo, si nos ponemos 5 uds podemos sufrir una hipoglucemia o bajada de azucar.

Esto podemos realizarlo siempre que queramos, pero tendremos que averiguar nuestro factor de sensibilidad siempre que nuestras dosis fijas varien.

ESTO SOLO DEBE APLICARSE EN LA INSULINA RÁPIDA, YA QUE EN LA INSULINA LENTA O BASAL LAS PROPORCIONES NO SON IGUALES Y NO EXISTE UNA REGLA UNIVERSAL COMO LA DEL 1800

espero que os ayude y que disfrutéis de un verano a lo grande!!! 😀

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: