¿Por qué es tan importante reducir la ansiedad en el cuidado de la diabetes?


estres

Una de las entradas que más visitáis en el blog es la del estrés. Os preocupa cómo os afectan estos cambios en el cuerpo y no es para menos, ya que suelen provocar hiperglucemias difíciles de controlar, ansiedad, mal humor y todo eso sumado a la diabetes, también puede generar inseguridad. Por ello, y como os interesa, quería hablar un poco más del tema esta vez más enfocado en las familias y los niños. Os dejo el post que ha realizado para Vive tu diabetes el psicólogo Manuel Menassa, de Dialibre, sobre estrés. 

La ansiedad en los padres con hijos con diabetes es uno de los mayores obstáculos para la mejora del tratamiento y para la mejora de la calidad de vida. La semana pasada, en la cuarta edición del Diabetes Experience Day impartimos un taller para la gestión de la ansiedad en padres, me gustaría compartir algunas de las ideas que estuvimos trabajando en el taller.

La ansiedad es una emoción natural que comprende las reacciones que tienen los seres humanos ante la amenaza de un resultado negativo o incierto. Este tipo de reacciones, se producen ante la educación de nuestros hijos, ante los exámenes, al hablar en público, al sentirse evaluados, en situaciones sociales, o ante cualquier situación que nos resulte amenazante. El debut de la diabetes es vivido como una amenaza que produce mucha incertidumbre en la familia y genera niveles de ansiedad elevados.

Aunque la ansiedad y el estrés implican reacciones adaptativas a las demandas del medio, nuestra mente y nuestro cuerpo no pueden permanecer activados indefinidamente. Si el estado de activación por ansiedad y estrés es muy intenso y, sobre todo, si se prolonga en exceso, se producen consecuencias negativas a tres niveles: disminución del rendimiento, problemas de salud física y problemas de salud mental.

Lo primero que podemos hacer para gestionar la ansiedad es identificar de qué manera estoy viviendo la ansiedad. Como podrás comprender, en los padres que tienen hijos con diabetes a su cargo, se prolongan e intensifican los niveles de activación por ansiedad. Esto supone un desgaste emocional, social y físico del cuidador.

¿Por qué es tan importante reducir la ansiedad para el cuidado de la diabetes?

Es muy importante que los niveles de ansiedad se reduzcan para preservar la salud del cuidador, además cuidando la ansiedad del cuidador, obtenemos mejores resultados en el control glucémico y aumentamos la calidad de vida en familias con hijos con diabetes.

Por ejemplo, en situaciones de riesgo como las hipoglucemias graves, la gestión de la ansiedad es fundamental para la toma de decisiones en esta situación de alarma. Gestionar la ansiedad, nos hará tomar decisiones acertadas en un lapso de tiempo corto, dejando a un lado acciones precipitadas que pueden influir negativamente en el correcto manejo de las hipoglucemias graves.

Por otro lado, la ansiedad excesiva nos puede llevar al error, inclusive en acciones que hemos repetido muchas veces y que hemos llevado a cabo con éxito. Acciones como contar raciones, se pueden ver afectadas si la ansiedad del cuidador es muy elevada, dando lugar a errores que no se explican sino por las consecuencias de la ansiedad a nivel psicológico como la inseguridad, el temor a perder el control, la incertidumbre y la dificultad para tomar decisiones.

Recuerda que los niveles de ansiedad elevados frenan la adaptabilidad a los cambios. Si tenemos ansiedad elevada, vamos a tardar más tiempo en reaccionar frente a los cambios. Por ejemplo, con respecto a los cambios en los ajustes del tratamiento, esta ansiedad influirá negativamente en la inclusión de los nuevos aspectos del tratamiento de la diabetes, dando lugar a un aumento del tiempo para implementar los cambios y estando más predispuestos a cometer errores derivados de la ansiedad.

La hiperexigencia es una de las características de las personas que padecen de una ansiedad elevada. Al final, acabamos auto presionandonos, queremos hacerlo perfecto y eso produce que la ansiedad aumente, nos quedamos con la idea que lo podíamos hacer mejor de lo que lo hemos hecho. Es un círculo sin final en el que siempre acabamos padeciendo excesivamente ansiedad y es que pensamos erróneamente que si dejamos de auto presionarnos vamos a dejar de rendir, pero esto no es así. La tolerancia a los propios errores es fundamental para poder gestionar la ansiedad.

Si bien es cierto que la diabetes no descansa nunca, los cuidadores deben descansar para que los niveles de ansiedad se mantengan equilibrados. Si esto no sucede estamos alimentando nuestra ansiedad, aumentando y perpetuando en el tiempo estos niveles, lo que nos producirá un desgaste a nivel físico y psicológico.

Por último, tienes que tener en cuenta que uno de los elementos cruciales para preservar el cuidado de la diabetes de los hijos es el cuidado del cuidador. Tu eres una de las piezas más importantes, busca momentos para disfrutar de ti, de tu familia y de tu pareja.

En familias con niveles bajos de ansiedad o que disponen de habilidades para su gestión aumenta la calidad de vida percibida por los integrantes de la familia. Además el control glucémico mejora notablemente cuando la familia gestiona la ansiedad de manera saludable.

Manuel Menassa. Psicólogo Clínica Dialibre.

Más sobre estrés lo puedes encontrar en la DIABETES Y ESTRÉS

MUCHÍSIMAS GRACIAS MANUEL POR ESTE FANTÁSTICO POST Y A TODO EL EQUIPO DE DIALIBRE POR AYUDARNOS A MEJORAR EN EL CUIDADO DE LA DIABETES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: