Entrevista a María Dolores Montañez: Control durante la gestación


Hola a todos! Llega la segunda parte de Diabetes y embarazo, unas entrevistas que nos va contestando la Dra. Montañez,  médico especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital 12 de Octubre de Madrid,  para introducirnos en una de las etapas más bonitas pero que más control requieren. Después de la introducción, llega el “Control de la gestación” cuando vives con diabetes. Espero que os guste, os resuleva muchas preguntas y que si tenéis dudas escribáis para poder resolverlas poco a poco 🙂

Si quieres ver la primera parte de esta entrevista sobre Diabetes y Embarazo donde hablábamos de cómo planificar tu embarazo, aquí tienes el LINK

EMPEZAMOS con EL CONTROL OBSTÉTRICO 🙂

Una vez confirmado que estás embarazada debes ponerte en contacto con tu Médico de Atención primaria y tu endocrino habitual que te derivarán a las consultas de Alto Riesgo Obstétrico para el control de tu embarazo.

También debes ponerte en contacto con tu matrona de área que te dará los consejos que debes seguir en tu embarazo respecto a hábitos alimenticios, ejercicio, complementos nutricionales y hábitos de vida.

Si no hubieses acudido a consulta preconcepcional, se realizará en la primera visita la correspondiente evaluación diagnóstica de la diabetes , según dijimos en el apartado anterior de Control Preconcepcional.

¿Qué control metabólico debo llevar durante la gestación?

El objetivo general del control metabólico es intentar mantener unos niveles de glucemia lo más similares a los de la gestante no diabética, sin hipoglucemias, ni cetonurias y conseguir una ganancia de peso correcta.

Lo ideal sería :

-Glucemia basal capilar preprandial entre 70 y 95 mg/dl

-Glucemia posprandial capilar (1 hora) menor de 140 mg /dl

Para conseguir dicho control, se adecuará la dieta teniendo en cuenta las necesidades de la gestación y el esquema terapéutico pautado por tu endocrino. Las necesidades nutricionales de la gestante con diabetes no difieren de las necesidades de las gestantes normales, es decir que la existencia de una diabetes no implica que deba realizarse una restricción calórica. La dieta se suele le dividir en 5-6 comidas/día y debe repartirse de la siguiente manera: 50% carbohidratos, 20% proteínas y 30% grasas.

Para conseguir un adecuado control es muy recomendable también realizar ejercicio. El ejercicio físico aeróbico moderado es el más recomendable.

En cuanto al tratamiento farmacológico, será tu endocrino el que reajuste la pauta de insulina. Hay que tener en cuenta que las necesidades de insulina cambian a lo largo de la gestación, así al inicio del embarazo hay mayor sensibilidad a la insulina mientras que por el contrario, se van incrementando las necesidades conforme avanza la gestación.

En el embarazo se debe aumentar la frecuencia de los autocontroles. Se aconseja la realización de tres glucemias prepandriales diarias y tres glucemias pospandriales, con una determinación nocturna.

El seguimiento de la embarazada con diabetes debe realizarse conjuntamente por el obstetra y por el endocrino. La frecuencia de las visitas dependerá de la situación clínica de cada embarazada.

Control obstétrico

 Primera Visita

Es importante que el control de la gestación se realice conjuntamente obstetra y endocrino. El endocrino valorará los perfiles glucémicos y realizará el control metabólico, reajustando dieta e insulinay el obstetra el control del embarazo

Desde el punto de vista obstétrico, en esta primera visita, se realizará la Historia Clínica de la paciente, preguntando antecedentes de enfermedades en  familiares,  antecedentes en la paciente sobre enfermedades, cirugías y si presenta algún tipo de alergia.

Se realizará una exploración Gineco-Obstétrica  y citología según el protocolo habitual que aconsejan las Sociedades Médicas en cualquier mujer,  esté o no embarazada.

Se confirma la edad gestacional (de cuánto tiempo estás embarazada) y se  confirma la vitalidad y normalidad  del embrión.

Si no se ha realizado la consulta preconcepcional , se valorará el riesgo inicial de la gestación en función de los años de evolución de la diabetes, la presencia de complicaciones y el grado de control metabólico preconcepcional.

Se realizará la primera evaluación del peso y tensión arterial, talla y el índice de masa corporal

Es muy frecuente que la embarazada refiera en el primer trimestre de la gestación nauseas y / o vómitos, habrá que reajustar en este caso dieta y tratamiento insulínico para evitar descompensaciones

En esta primera visita se solicitará también la primera analítica del embarazo que además de lo que habitualmente se pide en cualquier mujer embarazada incluirá hemoglobina glicosilada y pruebas de función renal ( microalbuminuria,  proteinuria y creatinina )

Revisiones

La frecuencia de las consultas prenatales sucesivas dependerán de las necesidades de cada embarazada. En general, se suelen realizar con un intervalo de 2-3 semanas y a partir de las 34 semanas de gestación semanalmente.

En cada visita se controlará la Tensión arterial, el peso  y el latido cardiaco fetal a partir de la semana 16-20 de gestación.

El control  analítico en relación con la gestación se realizará según las recomendaciones generales para el control del embarazo normal. Las analíticas para control metabólico se realizarán cada 6 semanas aproximadamente

Próximo al término de la gestación se realizará un cultivo vaginal y rectal para detectar  la presencia de una bacteria, el Estreptococo Agalactie, al igual que en todas las gestantes.

En la gestante diabética se aumenta en número de visitas que se realiza al obstetra y al endocrino con el fin de :

-Detectar cualquier  malformación fetal y controlar el crecimiento y bienestar fetal.

-Comprobar que el embarazo sigue un curso normal o por el contrario detectar  de forma precoz si hay alguna alteración con el fin de poder minimizar los riesgos para la madre y el bebé.

El hecho de tener diabetes no se asocia con un mayor riesgo de alteraciones cromosómicas en el bebé,  por lo que las pruebas para detectar cualquier alteración en los cromosomas del bebé deben seguir las mismas pautas que si no fueses diabética.

Uno de los problemas más frecuentes en los hijos de madres diabéticas cuando no se tiene un buen control metabólico es la macrosomía fetal ( peso al nacer mayor de 4000 gramos o bien recién nacido con peso mayor al percentil 90 para su edad gestacional) , se suelen realizar ecografías seriadas para control del crecimiento fetal. La macrosomía fetal puede dar lugar a incrementar el número de cesáreas y problemas en el momento del parto, de ahí nuestra insistencia en conseguir el mejor control metabólico posible.

Tener diabetes no significa que el  embarazo tenga que finalizar mediante la realización de una cesárea. Muy al contrario, el parto es preferible vía vaginal. Es decir, la realización de una cesárea será por indicación médica, según indicación del obstetra que está controlando tu embarazo o parto y no simplemente por el hecho de ser diabética

El momento del parto se individualiza según cada embarazo y su situación clínica, y metabólica, intentando que finalice  a partir de las 37 semanas de gestación que ya se considera la gestación a término.

 

Muchas gracias María Dolores por esta parte que tantas dudas despierta a las personas que aún no hemos vivido un embarazo 🙂

Un comentario

  1. Pingback: Entrevista a María Dolores Montañez: El parto en la mujer con diabetes « Vive tu diabetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: