Entrevista a María Dolores Montañez: El parto en la mujer con diabetes


Hola a todos! Llega la segunda parte de Diabetes y embarazo, unas entrevistas que nos va contestando la Dra. Montañez, médico especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, para introducirnos en una de las etapas más bonitas pero que más control requieren. Esta vez nos toca resolver dudas sobre las distintas fases del parto cuando la mujer vive con diabetes. Espero que os guste, os resuleva muchas preguntas y que si tenéis dudas escribáis para poder resolverlas poco a poco.

**Antes de empezar os dejo el link a las dos entrevistas anteriores**

Diabetes y embarazo

Control durante la gestación

COMENZAMOS CON LA RESOLUCIÓN DE DUDAS DE LA DRA MONTAÑEZ EN REFERENCIA AL PARTO.

Lo ideal es que el parto de la mujer con diabetes sea lo más fisiológico posible,es decir, con un inicio espontáneo y terminando en vía vaginal, pero no siempre es posible. El parto de la mujer con diabetes conlleva un riesgo elevado debido a la posible descompensación metabólica y a la aparición de posibles complicaciones obstétricas fetales o neonatales que son más frecuentes.

Una de las decisiones más complejas en la asistencia  la embarazada con diabetes es determinar el momento y la manera de finalizar la gestación para conseguir los mejores resultados para la madre y el recién nacido.

 MOMENTO DEL PARTO

El momento del parto se individualiza  dependiendo del control metabólico durante el embarazo, del crecimiento y bienestar fetal, de la existencia de complicaciones sobreañadidas y del grado de vasculopatía de la gestante (alteraciones de la vascularización y de la coagulación), intentando siempre que el embarazo finalice a partir de las 37 semanas de gestación, salvo que las condiciones anteriores puedan aconsejar adelantar el momento del parto.

Debido a todo lo anterior, es muy frecuente que se finalice la gestación (si no se ha producido el parto espontáneamente ) entre la 38-39 semanas de gestación (la fecha probable de parto en las gestaciones son 40 semanas), es decir, un poco antes de la fecha probable de parto, con el fin de conseguir un buen control metabólico durante todas las fases del parto y minimizar las posibles complicaciones fetales.

VIA DEL PARTO

El hecho de tener diabetes, no implica que la gestación tenga que finalizar mediante la realización de cesárea, muy al contrario, se intentará que el parto finalice por vía vaginal. Es decir, que la indicación de cesárea será por alguna causa obstétrica ( del embarazo) o fetal que impida o no aconseje  el parto vía vaginal pero NO por el hecho de vivir con diabetes.

El parto de la mujer con diabetes se considera un parto de alto riesgo y eso quiere decir que No Debe ser un parto de mínima intervención, si no que debe ser controlado por un equipo de obstetras y matronas a nivel hospitalario.

Como método para controlar el dolor en el parto, se puede utilizar sin problema y se  aconseja la analgesia epidural.

CONTROL METABÓLICO DURANTE EL PARTO

Hay que tener en cuenta que durante el parto se consume entre 6-8 gramos de glucosa por hora y que por otro lado las cantidades de insulina para mantener un buen control glucémico son muy variables , de ahí que durante el periodo de dilatación se suela utilizar para el control metabólico el uso de perfusiones paralelas en vena ,es decir se pone en la vía que se coge en el brazo durante la dilatación a las embarazadas que están de parto, dos perfusiones, por una de las perfusiones  suero glucosado y por otra de las perfusiones insulina y en función de los perfiles glucémicos se va variando el ritmo de perfusión de insulina y se intenta mantener de ese modo uno niveles de glucemia entre 70 y 126 mg/dl sin cetonuria.

Después del parto se produce una disminución importante de los requerimientos de insulina, por tanto tu endocrino habitual reajustará la pauta de insulina o el tratamiento antidiabético que considere oportuno.  Aproximadamente a la semana tras el parto se suele volver a la dosis de insulina previa a la gestación.

Después del parto, se iniciará la ingesta de alimentos lo más pronto posible. Si se desea dar lactancia materna (siempre que sea posible es recomendable) se incrementará la dieta habitual que se utilizaba durante la gestación en 500 Kcal/día.

Se seguirán realizando perfiles glucémicos completos hasta que se normalicen las cifras de glucemia y se optimicen las dosis de insulina a administrar.

La diabetes no es una contraindicación para la lactancia y siempre se recomienda salvo que exista contraindicación por otra causa.

En cuanto a las revisiones ginecológicas tras el parto, se realizarán los controles puerperales  habituales, como cualquier mujer  que acaba de tener un bebé.

 

**Muchas gracias Mª Dolores como siempre!

la imagen del post es de la web https://knowi.es/diabetes-gestacional-un-riesgo-del-embarazo/

Responder a vivetudiabetes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: