Diabetes y estrés


Casi todos los diabéticos saben que la diabetes es una enfermedad emocional. Es decir, no que la provoquen las emociones fuertes, sino que llorar, reír, enfadarse, el estrés, adrenalina, etc afectan notablemente en los niveles de glucosa. Por ejemplo, estamos en 100 de azúcar y tras un cabreo en 200 sin aparentemente haber hecho nada. Esto es aún más notable en bebés y en niños que son más sensibles a las emociones, aunque un adulto estresado lo sufre igual. ¿Qué podemos hacer para prevenirlo? o al menos que no nos afecte tanto. Sigue leyendo

Anuncios