¡CAMBIA de zona al pincharte!


Pinchar la insulina es una tarea fácil, cualquiera puede aprender en pocos minutos. Sin embargo, cuando día a día se cogen malos hábitos, como pinchar en mala posición, repetir la zona continuamente o usar una medida de aguja inadecuada, se pueden producir problemas a corto plazo como son las lipoatrofias o hipertrofias. Esto es evitable si se siguen algunos consejos.

Sigue leyendo