Enfermedad coronaria (ECC) y diabetes


enfermedad coronariaLlevar una vida ideal con diabetes parte de un cuidado exhaustivo a diario y de controles médicos que permitan diagnosticar a tiempo. La enfermedad coronaria es una de las enfermedades cardiovasculares provocadas por un cúmulo de factores como son el tabaquismo, la presión arterial alta, un mal control de la diabetes, obesidad y alto contenido de grasa en la sangre. Pero ¿cómo afecta al diabético la ECC? La psicóloga Celia Ramos Duran, especialista en esta patología nos despeja muchas dudas.

 

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD CORONARIA (ECC)?

La enfermedad coronaria cardíaca se caracteriza por un endurecimiento de las arterias que transportan el oxigeno al corazón, bloqueando partes de éste. Cuando la ECC comienza, el flujo sanguíneo disminuye pudiendo provocar un ataque al corazón (angina de pecho o infarto de miocardio), así como una subida de la presión arterial y disminuir el riego hacia las manos y los pies.

Sin embargo, todo empieza por la arteriosclerosis, es decir, el atasco de cualquiera de las arterias, que en este caso nutren el corazón. Pero ¿cómo se produce? normalmente el principal factor es la acumulación de depósitos de grasa (colesterol) en las paredes de las mismas, estrechándolas y reduciendo el flujo sanguíneo, con lo que el oxigeno que llega a los músculos del corazón es menor y ralentiza el bombeo.

PERO ¿POR QUÉ PRESTARLE ATENCIÓN?

La ECC es la mayor causa de muerte en pacientes con diabetes, ya que el exceso de glucosa en la sangre es un riesgo añadido a sufrir arteriosclerosis.

Todo diabético corre un riesgo entre dos y cuatro veces mayor de desarrollar esta complicación derivada, en comparación con las personas sin diabetes. Además y aunque el hombre es más propenso a sufrirla, la mujer diabética es hasta 5 veces más propensa a desarrollar una enfermedad coronaria.

SÍNTOMAS

Para detectar que podemos tener un inicio de ECC es importante observar estos síntomas.

  • Falta de aire.
  • Sensación de desmayo.
  • Sentir mareo.
  • Sudoración.
  • Dolor en los hombros, mandíbula y brazo izquierdo.
  • Dolor de pecho, sobre todo cuando estamos realizando una actividad física.
  • Nauseas.
  • Calambres al caminar

ENTREVISTA A CELIA RAMOS DURÁN – Psicóloga de pacientes diagnosticados de enfermedad coronaria.fotoceliaramos

1. ¿Cómo reacciona psicológicamente la persona ante este tipo de diagnóstico?

Hay muchos matices porque somos muy diferentes unos de otros… pero hay un gran número de personas que muestran temor, ansiedad, incertidumbre o tristeza. La ECC supone y debe suponer un punto de inflexión en la vida de la persona que la padece. Esto quiere decir que debe haber un antes y un después en muchos hábitos y circunstancias, por lo que el paciente debe adaptarse a dichos cambios, lo que conlleva tiempo y coste emocional.

2. ¿Es frecuente que el paciente que se cuidaba y sufre la ECC comienza a descuidarse? ¿a qué se debe?

Normalmente, el paciente diabético que sufre ECC, no deja de cuidarse, pero sí es cierto que pierde la confianza y seguridad que le aportaba anteriormente el hecho de seguir las pautas que le había recomendado su médico. Es por ello que suelen mostrar más temores relacionados con su salud física, por lo que la motivación que anteriormente les conducía a cuidarse, se deteriora y puede aparecer un nivel de ansiedad más elevado.

Todo esto no suele provocar que el paciente se descuide, pero si favorece que cambie la imagen y el significado que tenía para el su enfermedad, por otro más negativo y que aumenta el malestar personal.

No obstante, no existen reglas generales, y pueden aparecer reacciones muy diversas.

3. Me comentaste en un contacto previo que las emociones además de los hábitos de vida saludables son fundamentales ¿por qué? ¿qué papel juegan las emociones en la ECC?

Las emociones producen cambios en el organismo. El corazón late diferente en función del sentimiento experimentado en ese momento. Cuando una persona se estresa, por ejemplo, su corazón se acelera, sube su presión arterial, su tensión muscular aumenta,… su cuerpo está preparado para salir corriendo, es como pisar el acelerador. Cuanto más pisemos el acelerador, se hace más probable que el motor se desgaste.

Por otro lado, sabemos y tenemos claro que comportamientos como fumar, no hacer deporte o tener una dieta rica en calorías son factores de riesgo que perjudican nuestra salud. El comportamiento es lo que hago y también lo que no hago, y las emociones tienen una influencia importante en la conducta.

4. ¿Cómo ayudas al paciente? ¿Es fundamental el apoyo familiar?

Mi trabajo consiste en guiar al paciente en el aspecto emocional de la ECC. El objetivo final es que el paciente encuentre el equilibrio entre los cuidados que debe llevar a cabo y las actividades que componen su vida cotidiana, de modo que pueda mantener la mayor parte de ellas. Es necesario por tanto, que supere ciertos miedos, sepa darle a la enfermedad el lugar adecuado en su vida y conozca bien la patología que presenta. Con pacientes diabéticos, restablecer la confianza en el cuidado personal, se convierte en algo prioritario.

Por otro lado, el apoyo familiar resulta tan importante, que en muchos casos el proceso terapéutico se centra en orientar a su círculo más cercano, de modo que puedan ofrecer un apoyo óptimo al paciente, potenciando así  los objetivos anteriormente mencionados

5. ¿Es necesario el apoyo psicológico en todos los casos de ECC?

La ECC suele tener asociada cierta sintomatología psicológica, pero es cierto que cada persona es un mundo, con lo cual no a todos los pacientes les resulta imprescindible el apoyo psicológico. Acudir a un profesional especializado de la salud mental es necesario cuando:

a) Los síntomas emocionales, como miedo, ansiedad, depresión… son muy intensos (tanto en familiares como en pacientes)

b) Cuando los síntomas emocionales afectan durante un largo periodo de tiempo (tanto en familiares como en pacientes)

c) Cuando se observan dificultades para aceptar la enfermedad, como por ejemplo, escasa adherencia terapéutica (en este caso, es frecuente que sean los familiares quienes consultan)

6. ¿Podrías nombras los pilares básicos que debe seguir toda persona una vez sufre un infarto y no quiere que se repita?

Pues se trata de cuidar los factores de riesgo, siguiendo estas pautas:

1-       Hacer dieta cardiosaludable

2-       Practicar algún deporte

3-       Acudir a las revisiones médicas

4-       Reducir o eliminar la presencia de hábitos nocivos como el tabaco o el alcohol

5-       Cuidar las emociones, buscando momentos diarios de bienestar y relajación

Como conclusión me gustaría recalcar la importancia que tiene cuidar nuestro bienestar emocional. Es frecuente ver campañas publicitarias en diferentes medios de comunicación sobre alimentación, actividad física, tabaco… pero en muy pocos casos se ven campañas que aludan la relevancia que tienen nuestras emociones en nuestra salud física, por lo que solemos ser menos conscientes del impacto de las mismas y lo imprescindible que resulta cuidarlas

Muchísimas gracias Celia Ramos por ayudarnos a entender mejor esta patología. Si quieres conocerla más síguela en @psicocardiologa o en http://www.pueris.com

Anuncios

  1. Pingback: Enfermedad coronaria y diabetes |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: