El azúcar y la sal: 20 años con diabetes


Hola a todos! Este sábado cumplo 20 años con diabetes y la verdad es que llevo toda la semana reflexionando sobre ello. Puede ser mucho para algunos y poco para otros, pero para mí supone un gran número, un 75% de mi vida y por ello, me apetece compartir con vosotros el post más personal de todo mi blog desde 2011, cuando publiqué por primera vez.

Hace 20 años, justo el 28 de julio del 98, fui diagnosticada de diabetes. Recuerdo que era verano y estábamos en Cádiz, donde nací y como era lógico, durante esta época estival y teniendo 7 años corría, jugaba, reía, pero sobre todo adelgazaba, bebía mucho agua y orinaba mucho, tanto que un día previo a mi debut, me oriné en la cama. Mi madre pensó que era el estirón o incluso que intentaba llamar la atención ya que no era lógico que yo tuviese escapes nocturnos. Sin embargo, eran los síntomas de la diabetes (polidipsia, polifagia, poliuria) y el 28 por la mañana, no desayuné.

Era raro, bastante extraño, que de no perdonar mi desayuno, ese día prescindiese de él, pero también que de ser risueña, estuviese decaída y cansada… Mi tía, que tenía una revisión ginecológica, tenía que ir al médico y mi madre, que ese día la acompañaba, le dijo: “Aprovecharemos a pasar por el pediatra, creo que Patri se ha empachado”.

Llegamos al Centro de Salud de San Fernando y al llegar, la pediatra estaba de baja y en su lugar había una sustituta. Recuerdo perfectamente la entrada. Un pasillo blanco con un banco justo al lado de la puerta de la consulta y poca gente alrededor. Nos llamaron y mi madre explicó los síntomas esperando una gastroenteritis en el peor de los casos, pero no. La doctora me cogió y me sentó en la camilla y sin más me midió la glucosa dos veces, puso cara de preocupación y me dijo que tenía que hablar a solas con mamá. El hijo de aquella doctora también era diabético y eso ayudó a un rápido diagnóstico, evitándome un coma diabético como a la mayoría de los niños.

Esperé junto a mi tía y al salir, mi madre con lágrimas en los ojos nos dijo que teníamos que ir al Hospital de Cádiz, que no podíamos esperar. No tenía ni idea de lo que pasaba, pero ella estaba muy preocupada, corría mucho por la autopista y yo, desde el sillón de detrás del conductor notaba cómo me miraba desde el espejo retrovisor central.

Estaríamos a 3 km de Cádiz cuando un policía en moto nos hizo parar al lado de la autopista y al bajar la ventanilla, mi madre, con la voz quebrada, dijo que tenía que llevarme al hospital. El policía se asomó a saludarme y me dijo “no te preocupes” y nos acompañó hasta urgencias. Aprovecho para dar las gracias a la doctora y al policía por ayudar a mi madre a no sufrir más en mi diagnóstico.

Llegamos y fue muy rápido, de nuevo una camilla, otro piquete, analítica y un gotero. Me sentaron y entonces llegaron mi padre y mi hermano. No recuerdo que pasó en ese preciso momento pero puedo recordar perfectamente y como si fuese ayer, cuando me llevaron al ascensor para mi ingreso. Mi hermano estaba muy asustado y al quedarme con una enfermera y mi madre en el ascensor, mi hermano preguntó a mi padre: “Papá, ¿Patri se va a morir?” No puedo evitar emocionarme al recordarlo porque aunque la diabetes es una enfermedad crónica, desde luego iba a suponer un cambio radical en nuestras vidas.

El mes que estuve en el hospital lo percibí como un juego, realmente no era consciente de lo que pasaba, solo sabía que todo el mundo estaba pendiente de mí y que tenía que aprender muuuuuchas cosas, pero sobre todo, mis padres. Ahora lo entiendo todo, como cuando un día me desperté y mi madre lloraba junto a otra de mis tías y yo le pregunté que por qué lloraba y ella me dijo que le había entrado algo en el ojo… Todos los padres son unos guerreros y más cuando un hijo es diagnosticado de alguna enfermedad, por ello quiero dar las gracias a los míos por quererme tanto y enseñarme a qué no tengo ningún límite.

Durante estos años he aprendido tanto que no hay texto suficiente para describirlo. Recuerdo cuando me salió una lipodistrofia y le dije a mi madre, pensando que era un músculo “mira que fuerte estoy” y se asustó tanto al ver la hendidura que fuimos al médico rápidamente…. o cuando tenía miedo a pincharme la barriga y no paraba de llorar pensando que me pincharía un organo y moriría… mi padre me consoló y me dijo que eso nunca pasaría y cogió una de mis jeringas (por aquel entonces no había plumas) y con ella sin precargar, se pinchó como 30 veces la barriga para demostrarme que nunca haría nada que me dañase, acabamos riéndonos y consiguió lo que parecía un imposible. Algo que solo los padres pueden conseguir, porque sin los míos hoy no sería quien soy.

Por todo esto, quiero terminar el post agradeciendo…

Gracias papá y mamá y gracias hermanito. Os quiero con todo mi corazón

Gracias también a David Polo, mi profesor de universidad, porque sin ti, hoy Vive tu diabetes no existiría. Gracias a todas las personas que habéis compartido mi vida conmigo por jamás hacerme sentir diferente. Gracias a mi pareja y futuro marido porque me has hecho ser mejor en todo.

Y por supuesto mil millones de gracias a todos vosotros por leerme, apoyarme y estar ahí desde hace 7 años.

 

  1. Hola Patricia. Te sigo desde algún tiempo, y este post es sin duda especial para ti pero también para mi, porque en el mes de agosto yo también celebro mis 20 años con diabetes. Yo debuté más tarde que tú, con 18 años, y ha habido de todo en este tiempo, épocas buenas, malas y regulares, aunque sin complicaciones por ahora. Es cierto que la gente que nos rodea es fundamental para sobrellevar la enfermedad, pero al final somos nosotros mismos los que debemos conocerla en profundidad y gestionarla adecuadamente. Que celebres como se merece este “aniversario”, yo haré lo propio con el mio. Un saludo.

    Me gusta

      • Totalmente, y los desvelos que tienen que pasar ¡no lo quiero imaginar! Son auténticos héroes. Y sí, algún capricho caerá, seguro, que nos lo hemos ganado ¡a por otros 20 más!

        Me gusta

  2. Me has emocionado tanto que e llorado sin que me vieran los peques de 6 y dos añitos.
    Yo fui diagnosticada de diabetes LADA hace 5 años en abril los hizo, recuerdo que tenía mucha sed a todas horas y hacía mucho pipí , en mi caso fue que embarazada de mi primer peque en uno de los controles que te hacen me dijeron que tenía diabetes gestacional y con dieta y caminar la controle y no me tive que poner insulina.
    Justo al parir me volvieron a hacer un control y ya no tenían efecivamente como me dijeron, pero querían a asegurarse a los 6 meses me hicieron uno y otro a la año y todo genial , pero al hacerme un control de nuevo al año y medio me dijeron que y tenia diabetes . Como podía ser!
    HORROR les dije que me lo volvieran a repetir , eso hicieron y si salió positivo , me mandaron media pastilla y el glucometro , pero estaba descompensada , me augmentaron la dosis varias veces hasta llegar a tomarme 3 pastillas lo día! Viendo que nada me mandaron al hospital y con otra analítica me dijo el endocrino que tenía diabetes tipo tipo LADA que era autoinmune y que me iba destruyendo poco a poco a células del páncreas , me dio un síncope lloraba y lloraba y no hacía más que pensar en mi abuela materna que de mayor de descibrieron diabetes y al poco le tuvieron que cortar una pierna . Y yo con un bebé de un año!!
    Estaba en shock, tanto que me tuvieron que pasar a otra sala para calmarme
    Me dijeron a la que me calmé que me tenía que poner insulina , pero que iríamos despacio despacio , primero la lenta y que viendo como fuera seria la rápida en las principales comidas
    Aún me cuesta un poco asimilarlo , peor ya no me da miedo a pincharme, el endocrino hasta que no pasaron 3 los de haber tenido al peque no me dejo que me embarazase de nuevo , mas que nada que aún no estaba controlada, con el Segundo embarazo me logre quitar las pastillas( tomaba tres aparte de la lenta y La rápida) me adelgace mogollón teniendo la talla 36 y pesando 50 kgs !
    Con el Segundo embarazo si que fue insulina y dieta , me engorden 13 lgs( con el primero fueron solo 7 kgs) y claro tenía el percentil que iba a nacer macrosomico, con 4500grs y nació antes de tiempo faltaron 9 días para cumplir las 40 semanas ( el grande nació a las 41 semanas y con 3500grs), pero todo genial , ahora tiene 29 meses y esta enorme siempre a estado en el percentil 97 . Mide 1 metro y pesa 17 kgs , es un niño sano .
    Con toda esta charla os quiero explicar que se supera, ahora me van a poner un contador de bolos, hay que hacer dieta , comer sano ( en mi caso todo lo intento hacer yo , desde platós ásperos hasta helados y bolleria para los crios)
    Me a encantado que explicaras tu caso

    Me gusta

    • Hola Alicia! Muchas gracias por compartir tu experiencia, desde luego el diagnóstico al no ser un tipo de diabetes tan común ( en este caso LADA) tardaron más en controlarte pero me alegro muchísimo de que tus niños estén sanos y tú también.

      Con control no tienes por qué tener complicaciones y lo mejor es ser optimista y vivir siempre con normalidad.

      Un beso enorme, ánimo y a seguir disfrutando de tus preciosos niños y tu familia

      Me gusta

    • Hola Alícia!! Te entiendo muy bien. Después de l diabetes gestacional de mi primer embarazo a mi también me detectaron intolerancia a la glucosa y finalmente por la presencia de células autoinmunes lada. He estado con dieta y metformina y ahora que vuelvo a estar embarazada me he pasado a la insulina. La verdad es que es un varapalo a cualquier edad. A mí también me cuesta mucho asumirlo y he teñido temporadas muy rebeldes y de gran negación. En mi caso no tengo antecedentes familiares y por lo tanto me encuentro con mucho desconocimiento al respecto lo cual me dificulta mucho todo. Un beso muy grande y ánimos!!

      Me gusta

  3. Hola!! Éste año cumplo 19 años con Diabetes, debuté a los 6, y me pasó algo muy similar a tu caso.
    Se me salieron mil de lágrimas al recordarlo, que lindo leer experiencias de otras personas con Diabetes, no conozco más de 3.
    Y estoy más que agradecida con mi familia por haber sacrificado tanto los primeros años..

    Saludos!!

    Me gusta

  4. hola patricia: no te puedes imaginar la ayuda que das con tus mensajes , hace unos años debuto una sobrina mia con catorce años y lo pase muy mal , no sabia nada de esta enfermedad, o lo poco que sabia era mala información; buscando , encontré tu blog y empeze a a comprender el dia a dia del que lo padece. Ahora lo llevo con naturalidad y ella también, junto a toda la familia.
    Muchas gracias guapísima por tu información y buenos consejos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: